Miércoles
8 septiembre 2010
En: Emprendedores

¡Iniciador Kids es una realidad!

Tuve un sueño

Las mesas estaban repletas de cartulinas, lapiceros de colores, tijeras, pegamento…Había maestros dando vía libre a la creatividad y de paso te miraban con ojos interesados en que despertaras y continuaras con lo que habías empezado en las aulas.

Fui a la escuela,  nada más que a la escuela,  y –ya me han explicado porqué- se me resisten las ganas de aprender leyendo y se me resiste el goce de verme rodeada de gente. Cuando intento ir al cine creo que soy de color verde y me da vergüenza. Cuando alguien me habla olvido al instante lo que dice y a menudo contesto al revés porque creo que allí no hay nadie. Como me doy cuenta  de estas cosas duele mucho por si los demás piensan que soy idiota.

He empezado a ir a la escuela para aprender muchas cosas que no sé, sobre todo estoy aprendiendo a  saber que me gusta construir cosas bonitas.

Un día imaginé un campamento donde todos los niños y un puñado de maestros dejaran de hablar de lo de siempre y dejaran creer a los niños que pueden ser campeones de aquello de más les gusta hacer; que impulsaran sus corazones hacia la idea de que cada uno de ellos es capaz de lo mejor; si, de lo mejor, de alcanzar sus sueños, de participar de manera creativa en el diseño de sus vidas dentro y fuera del territorio familiar, académico o laboral.

El modelo de aprender siendo los creadores de su destino no se explica lo suficientemente bien, no entra dentro de las formas ni las maneras del sistema educativo y  el niño deja de participar.

Tuve la idea de hacer Iniciador_kids para los niños y para mi, porque yo también quería verlo, quería estar allí como ellos, en un lugar donde los niños disfrutaran de maestros especiales, unos maestros que les enseñaran con miradas, gestos, a cerrar los ojos y dibujar sueños.  Otros a construirlos a escala con pequeños trozos de madera, papel y cuerdas. Alguno les habló de Aimar, el que construye bicicletas.

En el campamento aprendieron a cuidar de un huevo-empresa, a protegerlo para que en su vuelo no se estrellase contra el suelo. Un profesor repartió golosinas para invertirlas entre las 5 startup  que cuidadosamente describió desde quiénes eran los socios hasta el modelo de negocio y previsiones a futuro.

Un maestro se preguntaba y preguntaba ¿porqué no volar?.

Convirtieron un teléfono y un palo de avellano en cámara de rodaje. Pronto veremos el resultado.

Averiguaron cuál de los puntos cardinales era el más óptimo para orientar un panel solar armado al lado de una caseta-casita que luego hicieron sostenible.

Hubo a quien se le ocurrió un contenedor de sonidos, o una escalera portable para tenerla siempre a mano, o una caja para guardar la intimidad.

Yo tuve la idea de hacer iniciador_kids pero José Picó la iluminó. Él me dijo que podía soñar.

Fdo. Rosa Poo. Directora de Iniciador Kids @rosapoo

Mucho más sobre Iniciador Kids en nuestro blog iniciador.com/ainiciadorkids/, en facebook.com/iniciadorkids y en Twitter @iniciador_kids

Publicado: 8 septiembre 2010 09:41

Patrocinan:
Compártelo:
  • Twitter
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • BarraPunto
  • Meneame

Sin comentarios »

Sin comentarios.

RSS de los comentarios TrackBack URL

Deja un comentario